Dicen que cuando tocás fondo, lo único que te queda es subir a la superficie, pero se ve que no presté atención en las clases de natación porque vivo ahogada: ahogada entre el mar de papeles que Marco me hace llevar de un lado a otro, ahogada en mis dudas ahora que Edgardo se fue y me dejó un lector por psicólogo, ahogada entre amistades que no valoran mis posibilidades y sólo ven el vaso medio vacío, ahogada en las ganas que le tengo a Marco….y nada. Nada de nada. Cuanto más hago, menos me valora.

Al final el amor es una contradicción….hacés de todo y no recibís nada. Te quedás en el molde y te taladran con mensajes, qué onda? Para mí las cosas son más claras, me gustás o no, quiero verte o no, quiero estar con vos o no, quiero casarme o no. No sé para que dicen que es amor o odio si la gente vive en los términos intermedios.